Tu culito va a ser mío y esta vez no te me escapas

0%

Cuando me puse de novio con esta rubia colegiala pensé que me iba a llevar un largo tiempo poder llevarla a la cama, además de que no podía pisar su casa porque si sus padres se enteraban de que estaba con un tío de mi edad montarían un escándalo, pero esa tarde no había nadie en su casa y fué la primera vez que pude conocerla a pleno. Entró a su cuarto, me sedujo, bailó, se desnudó y se abrió el culito con sus dildos para hacerme las cosas más fáciles. Luego de echarme sobre ella y follármela duro, estrené su culo penetrándola contra la pared, en la cama a cuatro patas y taladrándola con mi tremenda polla hasta correrme sobre su hoyito.