Testigos de jehová pierden los papeles con dos jovencitas hermanas

100.00%
0%

Seguro que alguna vez habéis visto por la calle o os han llamado a la puerta de casa dos chavales jóvenes de traje con una biblia en la mano. Pues eso mismo, testigos de Jehová que te quieren comer el coco con Jesús y la biblia y que les cierras la puerta rapidito. Pero no siempre sus visitas son tan desagradecidas como parece. Esta vez han llamado a la puerta de una casa y se han encontrado con dos hermanas de 18 añitos muy bellas y juguetonas. En lugar de cerrarles la puerta en los morros los han casi obligado a entrar, y en lugar de que ellos les coman el coco con Diós, ellas les han comido el rabo.