Salido se pajea mirando las nalgas de la madrastra mientras duerme

100.00%
0%

Hace tiempo que ver a la nueva esposa de su padre pasearse por casa con una blusa semi transparente y su sexy ropa interior, traía de cabeza al joven hijastro. A la madura en el fondo le divertía la situación porque sabía que el chico no dejaba de mirar su trasero cuando se daba vuelta o miraba a través de su escote cuando fregaba el suelo. Y la diversión pasó a morbo, y el morbo llevó al chico a no poder más y colarse en la cama de la madrastra mientras dormía la siesta. Allí, desnudo y con su polla en la mano, se masturbaba frenéticamente mientras disfrutaba recorriendo con sus ojos y su mente los muslos firmes y todo el cuerpo de la madura.