Pillé a mis amigas lesbianas en el parque tocándose y me las follé

0%

Les decía todo el tiempo que parecían novias por como se miraban y se tomaban de las manos, pero mis amigas lo negaban y se reían aunque yo no tenía ninguna duda. Les aposté que si alguna vez lo reconocían deberían dejarme follarlas y aceptaron el reto pensando que nunca serían descubiertas hasta el día en que las pillé en el parque y ahí nomás saqué mi polla para que me la chuparan y acabaron poniéndose a cuatro patas sobre el banco, desnudas con sus culos en pompa para que me las folle por turnos al aire libre.