Me tenté haciéndole masajes a mi cuñada y acabamos follando

80.00%
20%

Mi cuñada es una morena buenorra a la que nunca me hubiera intentado tirar por ser la novia de mi hermano, pero el día que vino a mi casa para que le hiciera masajes con aceite, me puse a cien al verla desnuda y terminé por enloquecer cuando tocándole su hermoso culo descubrí que lo tenía bien dilatado y me calenté pensando las cientas de veces que se lo habían penetrado. Cuando se voltéo quedando desnuda de frente hacia mí no me pude contener de besarle el coño y empezárselo a chupar, ella se calentó, me pidió que le metiera mi polla en la boca y a los pocos segundos me la estaba follando apasionadamente en todas las poses sobre la camilla.