Mamá se toma muy en serio el aseo de sus polluelos

50.00%
50%

El joven pajillero está tan cachondo que busca la forma de espiar a la madrastra mientras se ducha. Como lo hace con la puerta abierta y desde siempre cuando era más pequeño se había duchado junto a sus hijos no tuvo problema en verlo en el baño. Y nada que él se empieza a duchar y ella como siempre le echa una mano y lo enjabona bien para que no quede ningún rincón sin repasar. Pero claro, el chaval ahora ya tiene una edad y la erección que le provoca las caricias de la madre es muy notoria.