La empollona de coletas se porta muy mal en la clase del profe de lengua

0%

Cuando todo sus compañeros odiaban al nuevo profesor de lengua a esta preciosa y traviesa jovencita de coletas le pasaba lo contrario. Le gustaban los tíos maduros con carácter autoritario y dominador. Vamos que se mojaba toda cuando un tío que la doblaba en edad la trataba con mucha autoridad, es más fantaseaba con el maduro profesor azotando sus nalgas sobre el pupitre. Imaginaba quedarse a última hora y recibir el castigo por chica mala del cabrón del profesor que la azotaría y luego se sacaría su gigante polla para que la mamara. La forzaría metiendo toda su gran tranca en su boquita y luego la llenaría de leche.