En el fondo teníamos ganas de que alguien entre y nos pille follando

Compartir:

0%

La ventaja que tiene usar el club en días de semana durante el invierno es que no hay absolutamente nadie en ningún sector y podemos darnos el gusto de practicar nuestras más oscuras perversiones voyeuristas follando en las canchas de tenis cuando el clima lo permite ó incluso en la piscina, pero cuando no podemos hacerlo, esperamos ansiosamente que se desocupen los vestidores para poder follar corriendo el riesgo de ser pillados.