Al ver a mi sobrina en camisón no pude evitar follármela

100.00%
0%

Como mi hermano y mi cuñada llegaban tarde a la casa ya que el coche se había averiado y tenían que esperar más de una hora la llegada del remolque, me pidió que fuese a su casa ya que mi joven sobrina se encontraba sola y con miedo. Cuando me abrió la puerta vestida con su camisón casi transparente no pude evitar la erección y ella lo notó al instante, así que tras un breve intercambio de miradas se arrodilló para chuparme la polla y aprovechamos el encuentro en soledad para echarnos un polvo que no olvidaremos jamás.